text.skipToContent text.skipToNavigation

Su navegador no es compatible con esta página web. Por favor, actualice su versión o instale un navegador moderno que soporte estándares (Chrome, Firefox).

Encuentra tu Tienda Clarel más cercana aquí 

gatodetalle.png

Si lo que buscas es una solución rápida porque te entra un ataque de nervios cada vez que ves a tu gato limándose las uñas en la alfombra, coge un poco de papel “albal” -estirado y nuevo- y pégalo con un poco de celo. ¡Te sorprenderá su eficacia! Este material les resulta molesto y su ruido les asusta, tu gato no volverá a pasarse por ahí en un tiempo.

¿Quieres que deje de sentirse atraído por la mesa del salón? Hazte con un rascador de uñas, cuanto más áspero, grande y estable, mejor, Colócalo donde suela clavar las uñas, ¡no tardará en sustituirlo! Y lo mejor es que será como un juego de gatos. ¡Le encantará y lograrás que no arañe los muebles!

Si se restriega por donde no debe, opta por rociar con aromas ácidos la zona donde no quieras que tu gato “actúe”. En la que sí pueda hacerlo, impregna feromonas que puedes adquirir en el veterinario. Esto ayudará a repeler o atraer al gato hacia dónde tú quieras.

Comentarios (1)

  • Estupendos consejos! Probé a poner el papel albal en una silla tapizada y nunca más volvió a arañar la tapicería.

Añadir un comentario