Cómo guardar la ropa de invierno

- 22 de junio

¡Cómo cuidar tu ropa interior para que esté siempre como nueva

- 9 de febrero

Vuelta al cole ropa y uniformes

- 13 de septiembre

Un tratamiento específico para el cuidado de cada zapato

- 18 de abril

Ventajas de utilizar un buen suavizante

- 24 de febrero

¿Por qué utilizar suavizante para la ropa?

- 19 de octubre

Cuatro usos originales de una goma elástica

- 16 de septiembre

La maleta perfecta para tus vacaciones

- 10 de agosto

Cuál es la mejor temperatura para conseguir un lavado óptimo

- 7 de julio

Medias a prueba de carreras

- 4 de mayo

Cómo guardar la ropa de invierno

Cómo guardar la ropa de invierno

Publicado por Clarel en Hogar-Cuidado de la Ropa y el Calzado el 22 de junio de 2017

¿Estás preparada para dar carpetazo al invierno? Ya es hora de que hagas el cambio de armario y guardes tus abrigos, bufandas y edredones nórdicos para dejar paso a bikinis, vestidos ligeros y tus blusas más fresquitas. Aquí tienes algunos trucos para guardar la ropa de invierno, así las prendas que no vas a utilizar esta temporada llegarán al próximo otoño-invierno en perfecto estado.

El primer paso de tu cambio de armario es lavar toda la ropa que vayas a guardar, un factor clave para que las fibras no se estropeen y no se produzcan decoloraciones por la acción de desodorantes o perfumes. Lava tus prendas de color con un detergente específico como el detergente líquido de DIA para ropa de color; así te asegurarás de conservar perfectamente los colores de tus prendas preferidas. Si alguna de tus prendas está manchada, aplica sobre la mancha un poco del quitamanchas con oxígeno activo de DIA antes de meterla en la lavadora para que quede impecable.

Recuerda utilizar suavizante durante el lavado para mantener la flexibilidad del tejido. Cuanto mejor estén tus prendas al guardarlas, mejor se mantendrán, ¡así que no dudes en pasarles la plancha!

Cómo guardar la ropa de invierno_Detalle-ropa-separada

Separa tu ropa por tipos de prenda y colores para evitar que, por ejemplo, un vaquero oscuro pueda manchar tu mejor blusa blanca. Para mayor seguridad, puedes poner un pañuelo de papel entre prenda y prenda. Estos clásicos tissues de DIA te ayudarán a separar unas de otras.

Guardar la ropa de invierno también supone cambiar medias, bodies y camisetas interiores por bikinis y bañadores. La ropa interior necesita cuidados diferentes porque es más delicada, pero unas simples bolsas herméticas como estas bolsitas de congelación de DIA son una buenísima solución.

Al hacer el cambio de armario, guarda las prendas más voluminosas, como abrigos o la ropa de cama, en bolsas de vacío, que puedes encontrar en cualquier bazar.  Pon la ropa bien doblada dentro de la bolsa, ciérrala y extrae el aire con el aspirador. ¡Alucinarás con lo poco que ocupan! Si las prendas van a la parte alta del armario, asegúrate de que está bien limpio antes de almacenarla. Por si acaso, pásale un paño humedecido con unas gotas del limpiador ph neutro de DIA.

¿Y qué hacer con los zapatos?

Cómo guardar la ropa de invierno_Detalle-zapatos

Límpialos bien para quitar cualquier resto de suciedad, tanto por dentro como por fuera. Para el exterior, utiliza una crema incolora como la del limpiacalzado autoaplicador con esponja de DIA. Si quieres, espolvorea sobre la plantilla un poco de los polvos desodorantes para pies de Bonté, para que absorban cualquier resto de humedad que pueda quedar dentro del zapato.

Una vez limpios, guárdalos en una caja de plástico, bien ordenados, y no olvides añadir el ambientador antihumedad de lavanda de DIA para evitar malos olores. También puedes incluir una bolsita de tela (como las de la bisutería) con algunas flores secas o una bolsita de infusión de menta.

Sigue estos sencillos pasos al hacer tu cambio de armario y tu ropa se mantendrá como nueva.

 
Productos recomendados:

0 Comentarios

Añadir un comentario