text.skipToContent text.skipToNavigation

Su navegador no es compatible con esta página web. Por favor, actualice su versión o instale un navegador moderno que soporte estándares (Chrome, Firefox).

0 0,00 €

Carrito vacío

¡Black Friday!

Cómo guardar la ropa de invierno_Detalle-ropa-separada

Separa tu ropa por tipos de prenda y colores para evitar que, por ejemplo, un vaquero oscuro pueda manchar tu mejor blusa blanca. Para mayor seguridad, puedes poner un pañuelo de papel entre prenda y prenda. Estos clásicos tissues de DIA te ayudarán a separar unas de otras.

Guardar la ropa de invierno también supone cambiar medias, bodies y camisetas interiores por bikinis y bañadores. La ropa interior necesita cuidados diferentes porque es más delicada, pero unas simples bolsas herméticas como estas bolsitas de congelación de DIA son una buenísima solución.

Al hacer el cambio de armario, guarda las prendas más voluminosas, como abrigos o la ropa de cama, en bolsas de vacío, que puedes encontrar en cualquier bazar.  Pon la ropa bien doblada dentro de la bolsa, ciérrala y extrae el aire con el aspirador. ¡Alucinarás con lo poco que ocupan! Si las prendas van a la parte alta del armario, asegúrate de que está bien limpio antes de almacenarla. Por si acaso, pásale un paño humedecido con unas gotas del limpiador ph neutro de DIA.

¿Y qué hacer con los zapatos?

Cómo guardar la ropa de invierno_Detalle-zapatos

Límpialos bien para quitar cualquier resto de suciedad, tanto por dentro como por fuera. Para el exterior, utiliza una crema incolora como la del limpiacalzado autoaplicador con esponja de DIA. Si quieres, espolvorea sobre la plantilla un poco de los polvos desodorantes para pies de Bonté, para que absorban cualquier resto de humedad que pueda quedar dentro del zapato.

Una vez limpios, guárdalos en una caja de plástico, bien ordenados, y no olvides añadir el ambientador antihumedad de lavanda de DIA para evitar malos olores. También puedes incluir una bolsita de tela (como las de la bisutería) con algunas flores secas o una bolsita de infusión de menta.

Sigue estos sencillos pasos al hacer tu cambio de armario y tu ropa se mantendrá como nueva.

 

Comentarios (0)

Añadir un comentario