¿Qué protector solar necesitas?

- 18 de mayo

Hidrata y repara tu piel después del sol

- 12 de julio

¿Protección + Hidratación? Cuidado de la piel bajo el sol

- 5 de julio

Cómo elegir tu protector solar

- 16 de junio

Cómo lucir una piel morena en primavera

- 29 de abril

Protégete del sol en invierno

- 26 de marzo

Hidrata tu piel siempre después de la exposición al sol

Hidrata y repara tu piel después del sol

Publicado por Clarel en Cuerpo-Cuidado Solar el 10 de octubre de 2016

Llega el buen tiempo y a todos nos gusta disfrutar de una excursión, dar un paseo, salir con la bici o simplemente tomar un refresco en una terracita o pasar el día en la playa o en la piscina. Pero ¿Sabes cómo cuidar tu piel sin renunciar al sol?

El sol nos aporta grandes beneficios, empezando por la sensación de bienestar que produce. Además, nos deja la piel con un tono más homogéneo. Pero durante la exposición al sol pueden aparacer rojeces, la piel se reseca y se inicia un proceso de oxidación celular  que es sinónimo, en muchas ocasiones, de su envejecimiento prematuro.

Por todo ello, no sólo necesitamos hidratar la piel, sino una ayuda extra para que la piel se recupere. Además de la protección solar, te recomendamos utilizar una crema para después de tomar el sol que te aporte ingredientes antioxidantes para repararla, incluso si has usado protector solar y no te has quemado.

¿Cómo afecta la exposición al sol a nuestra piel?

Los rayos solares UV tienen efectos sobre nuestra piel tanto a corto como a largo plazo. Los rayos UVB son los causantes de las rojeces (efecto inmediato) mientras que los rayos UVA e infrarrojos son los que penetran en profundidad (impacto a largo plazo).

Estos últimos son los que pueden activar mecanismos de oxidación celular que promueven el envejecimiento prematuro de la piel. Por este motivo, no sólo necesitas refrescar la piel y aliviarla, sino que también necesita hidratación y reparación.

¿Cómo podemos frenar esa oxidación de la piel?

Aunque la piel dispone de mecanismos propios de reparación ante agresiones externas, éstos nunca son suficientes. Las propiedades antoxidantes de las cremas y geles "post-solares" ayudan a nuestro organismo a frenar este proceso provocado por el sol. Además, tienen un efecto calmante, mejoran el aspecto de la piel y consiguen repararla internamente.

Es importante aplicar la crema o el gel post-solar en todas las zonas del cuerpo que hayamos expuesto al sol y usarlo tan pronto como nos sea posible tras la exposición solar, repitiendo su uso un par de veces al día.

0 Comentarios

Añadir un comentario