text.skipToContent text.skipToNavigation

Su navegador no es compatible con esta página web. Por favor, actualice su versión o instale un navegador moderno que soporte estándares (Chrome, Firefox).

Encuentra tu Tienda Clarel más cercana aquí 

Ilustración de uña encarnada del dedo gordo del pie.
- En primer lugar, hay que preparar la zona y para ello es recomendable relajar los pies en agua tibia durante 15 o 20 minutos. Acompaña este paso con una buena exfoliación de pies con un producto adecuado como el exfoliante de pies de Bonté para retirar las pieles muertas, desinfectar la piel y ablandarla a la vez. Es importante no saltarse este paso ya que será necesario retirar la uña enquistada, y si la piel está dura, el proceso será más doloroso.

- Seguidamente a la exfoliación hay que coger un trozo de algodón y colocarlo entre la uña y la piel. Sé cuidadoso y si es necesario utiliza unas pinzas para colocar correctamente el algodón.

- A continuación, aplica una pomada antibiótica para prevenir cualquier posibilidad de infección. Inmediatamente después, debes cortar la uña encarnada con unas tijeras de uñas y ¡con mucho cuidado!, ya sabemos que es algo doloroso. 

Recuerda que siempre es mejor prevenir que curar. Así que la próxima vez que toque sesión de pedicura, mide al milímetro por dónde podas tus uñas ;)

Comentarios (0)

Añadir un comentario