Prepárate para la primavera por dentro y por fuera

- 21 de marzo

Tipos de agua, ¿cuál es la diferencia del agua que bebemos?

- 22 de febrero

Refuerza tu entrenamiento para ser una 'fit-girl'

- 24 de noviembre

¡Hola 2016, Adiós celulitis!

- 2 de febrero

Da la bienvenida a los súper alimentos

- 26 de noviembre

Nutricosmética: el poder de la belleza en cápsulas

- 12 de noviembre

¡Smoothies, zumos, y granizados para este verano!

- 12 de agosto

La sandía, el “must have” del verano en tu nevera

- 7 de agosto

Estás más guapa si eres feliz

- 5 de agosto

Aprovecha el momento de la ducha para…

- 20 de julio

Beneficios de los abdominales hipopresivos

- 14 de julio

Los deportes de las famosas para lucir tipazo

- 3 de junio

Bonté Je T´aime, aromas que relajan

- 24 de abril

Battle rope, lo último en los gimnasios

- 17 de abril

Hábitos saludables para comenzar el año

- 26 de marzo

Comida saludable: descubriendo la quinoa

- 26 de marzo

Luchar contra la sudoración en momentos de estrés

- 26 de marzo

Siempre joven con el yoga

- 26 de marzo

Un spa en casa

- 26 de marzo

Tipos de agua, cuál es la diferencia del agua que bebemos

Tipos de agua, ¿cuál es la diferencia del agua que bebemos?

Publicado por Clarel en Cuerpo-Bienestar el 22 de febrero de 2017

¿Sabes en qué se diferencian los tipos de agua que bebes? Ya sabes que beber dos litros de agua al día es un hábito saludable para estar perfectamente hidratada. Pero no es lo mismo beber agua embotellada que agua del grifo.

El agua del grifo puede proceder de embalses, ríos, pozos o de la desalación de agua del mar, y debe depurarse para que puedas beberla.

El agua embotellada puede ser agua mineral o agua de manantial.

  • El agua mineral procede de yacimientos subterráneos y va directamente a la botella, sin contacto humano, por lo que su pureza está garantizada. Puede ser sin gas, como el agua mineral natural de Bezoya, o gasificada, como el agua mineral con gas de San Pellegrino. Esta agua tiene una composición estable de minerales con efectos beneficiosos para tu salud y está especialmente indicada para preparar alimentos de bebé, como papillas o zumos.
  • El agua de manantial se extrae de fuentes que emergen espontáneamente a la superficie. Su composición de minerales no es constante, como en el agua mineral, y, de hecho, la legislación no exige que aporte beneficios para la salud, aunque beber agua de manantial te hará sentir más que nunca en contacto con la naturaleza.

Bebiendo cualquiera de estos dos tipos de agua conseguirás estar hidratada tanto por dentro como por fuera.

 

Cuándo beber más agua

 

Beber agua es indispensable para mantener un buen estado físico y mental, ayuda a regular la temperatura corporal y, además, hace que tu piel esté elástica y bonita. Tu cuerpo contiene entre 35 y 45 litros de agua, y puedes perder hasta 2,6 litros cada día. Aunque parezca mentira, la mitad de los españoles no bebe el agua suficiente para recuperarlos.

El tipo de agua que tomes no es relevante, pero hay etapas de la vida en las que, además de ser mucho más importante beber agua, es recomendable tomar determinados tipos de agua por su composición en minerales, como en el embarazo o si estás dando el pecho

Si tienes la tensión alta, seguro que te han recomendado una dieta baja en sal. Deberías incluir más agua mineral en tu alimentación, ya que tiene un nivel muy bajo de sodio -unos 20 miligramos por litro-. La OMS recomienda tomar un máximo de 2 gramos diarios de sodio, que equivale a 5 gramos de sal de mesa.

Para mantenerte hidratada necesitas beber agua durante todo el día. ¡No esperes a tener sed! Para acostumbrarte a beber, lleva en el bolso una pequeña botella, como esta de DIA. Gracias a su tapón tipo sport puedes llevártela también al gimnasio y beber cómodamente cuando estés en la bici estática.

En invierno tampoco te olvides de beber agua. Si te da pereza beberla fría, prepara apetecibles tazas de té caliente con las bolsitas de té de canela y manzana de DIA. ¡Te sabrán a gloria!

0 Comentarios

Añadir un comentario