Del biberón al vaso, ¡qué gran paso!

- 15 de noviembre

Después de un helado, los dientes siempre me lavo

- 9 de septiembre

Guía de alimentación infantil complementaria

- 18 de julio

Cómo pasar del biberón a la cuchara

- 23 de mayo

Con sólo apretar, fruta puedes tomar

- 9 de marzo

Ideas para una merienda exprés llena de fruta

- 19 de febrero

Si tu hijo no come verduras... ¡Dale un helado!

- 27 de julio

Cómo introducir las papillas en la alimentación de tu bebé

- 15 de junio

¿Tu bebé está estreñido?

- 26 de marzo

Del biberon al vaso que gran paso

Del biberón al vaso, ¡qué gran paso!

Publicado por Clarel en Bebé-Alimentación infantil el 15 de noviembre de 2016

Tu bebé te hace disfrutar día a día mientras ves cómo se hace mayor. Los primeros besitos, sus primeros pasos, las palabras a medias... Sus primeros meses se llenan de logros que parecen tan pequeños como él mismo, pero que son realmente importantes para ganar autonomía. Uno de ellos es cambiar el biberón por el vaso

Tu bebé cambia constantemente de dieta y seguro que ya te has preparado para su nueva forma de comer. Pero, ¿sabes cómo acompañar a tu peque para dejar el biberón y pasarse al vaso?

Lo fundamental es ir poco a poco. Los pediatras recomiendan que el bebé empiece a dejar el biberónentre el primer y el segundo año. Para preparar el terreno, puedes cambiar su bibe habitual por una taza-biberón como ésta de Tigex. Al tener asas, podrá manejarla solito.

Cuando tu peque se maneje como pez en el agua con su nuevo biberón, le tocará aprender a controlar la cantidad de líquido que puede ir tomando. Un biberón con tetina de flujo variable como este de Nuby; o con pajita incorporada, como esta taza, harán que coja el truquillo a los espesores de la leche con cereales y las papillas de fruta. En cualquier caso, ¡no llenes demasiado la vaso y ten siempre un babero cerca si no quieres poner una lavadora tras otra!

 

Algunos trucos para dejar el biberón

 

Dejar el biberón es un paso de gigante para tu bebé. Para hacérselo más sencillo, no le quites el biberón y el chupete a la vez. Tantos cambios juntos le harían sentir incómodo. 

Para que no extrañe su biberón, prueba a poner la boquilla del nuevo vaso dentro de los cereales: el olor familiar le facilitará la tarea. Y si tú bebes un vaso cada vez que él te pida agua, aprenderá copiándote. ¡Y ambos estaréis perfectamente hidratados!

 

0 Comentarios

Añadir un comentario